Marisol Rodríguez Robledo

Nací en Madrid el 17 de octubre de 1963. La lectura siempre me ha hecho vivir más y, muchas veces, mejor. Empecé a escribir hace tres años.
ciudad

Un corte de pelo

Soy fuerte, tengo buen carácter, una inteligencia aguda y suelo gustar. Eso pensaba, ufana, paseando por la calle. Aquel día, no sé cómo, me despisté. Cuando quise darme cuenta no veía a Miguel por ninguna parte. Me puse muy nerviosa. Empecé a dar vueltas, a

manos

Las manos no se separaron

Imposible Para mi sorpresa, me adjudicaron por fin una misión. Podría escoger al sujeto de estudio. Incluso el lugar donde lo haría. Y no dudé, porque hacía tiempo que un destino en particular me fascinaba. Desarrollé mi argumentación basándome en el interés que tenía a

Sobrevivir. Porque yo vuelo

Sueño Mi oficio, mi vida, consiste en sobrevivir; y aunque es difícil yo sé que puedo. Porque yo vuelo. Deslizarse sobre todo y sobre todos. Sentir cómo fluye mi entorno. Y prestarle la atención justa, necesaria. Comprender qué seres  son amables,  compañeros,  aliados, o enemigos,

Animal

Mibelán Su forma es ambigua porque no para de cambiar. Muchos ven en él algo hermoso, bueno. Otros, algo dañino. Así de formidable es esta criatura. Mibelán es etéreo. Es al atardecer cuando se le puede observar. Se extiende en el cielo de tal manera

Las muñecas y los coches

Las vi al pasar. De niña tenía muchas; a mí me gustaba más el Scalextric que tenían mis primos. Creo que casi cada año, el regalo de Reyes eran muñecas, nunca unos coches que corrían en un circuito con mando a distancia. También me gustaban los trenes

Iluso

Al oír cómo me llamaba pensé que esa señora se había equivocado. Pero me estaba mirando directamente a mí, sin lugar a dudas. A mí. Esperando que reconociese un error, mantuve su mirada. Pero ella siguió acercándose, me miraba con ternura. Qué extraño. —¿Te acuerdas de mí?

El milagro de la primera vez

Iluminada Cuando el camión entró en la plaza lleno de cajas cerradas nadie podía imaginar la repercusión que tendría; nadie le prestó atención. Discreto, más grande que pequeño, sin publicidad de productos ni colores vistosos. Pasó desapercibido. Era esta una plaza gris, anodina, nada de

La guerra

Nhung ayuda por las tardes en el arrozal, pero aún es una niña y, de vez en cuando, mientras regresan a casa, se esconde entre las plantas que bordean el camino, o se sube a un árbol hasta que su madre, tras llamarla sin obtener

Todos los olores

Matices Cuando le conocí pensé que olía a hierbabuena. Recordé un té delicioso y aromático. Su sonrisa disparó mi imaginación; su carácter, una alarma. Ojalá me hubiera equivocado. Estaba disfrutando de mi soledad cuando unas frases acertadas llamaron mi atención sobre aquel segundo aroma. Era

No hay más entradas que mostrar

novedades

  • cartas en torno a manolo millares, pablo palazuelo y otros. una correspondencia (2018 2022) entre alfonso de la torre y joan gómez alemany
  • trece cartas sobre la solmisación
  • la bondad de una visión
  • Out of stock
  • #30 ballena blanca
  • 9788415766698 Ganga Ii
  • 9788412101768 Antrocampo
  • Portada de Madrid, de Nieves Muriel. ISBN: 9788494703386