Archivo de Autor - fronterad

La amistad epicúrea es un estilo de vida que contagió a muchos en la antigüedad, que ha viajado a través del tiempo y que sigue viviendo en nuestros días. Al igual que un huerto, la amistad es útil, como la producción de alimentos, y hermosa y placentera como el cultivo de las flores.

En una buena parte de los 34 cuadros de atribución inequívoca del pintor holandés Johannes Vermeer (1632-1675) hay representados mapas y globos terrestres y celestes que ponen de manifiesto la edad de oro de la cartografía holandesa del siglo XVII, cuando la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales (VOC) se expandió por todo el mundo gracias a la participación entusiasta de la sociedad burguesa de la época.
Agua que cae de una fuente

  ¿QUÉ ES FRONTERA DIGITAL?   Es un café muy largo, Una conversación que te transforma.   Es un silencio encontrado, Un auxilio al ruido que te agota.   FD es un lugar …
Sueño Y Mentira 8 De Enero De 1937 Parte I 950

¿Qué fue lo que inspiró a Picasso para pintar el Guernica? Sabemos que pocos días después del bombardeo de la villa vasca de Gernika por la Legión Cóndor el 26 de abril de 1937, Picasso se volcó plenamente en su gran cuadro
Poster3antolojías

Por Carlos García Santa-Cecilia Con un texto inédito de Rafael Sánchez Ferlosio, entre otros artículos y reportajes, la revista digital fronterad conmemora, en su número de la segunda quincena de noviembre, once años …

…tendría hoy poco que añadir. Convendría empezar por reconocer que su mero sentimiento raramente alcanza el grado de virtud, que la común participación afectiva en la desgracia de otro –bastante general, pero a …

La verdadera compasión Les ha parecido a algunos buenos amigos que este libro que tienes en la mano, lector, bien podría y hasta debería reeditarse. Total, desde su publicación en 1996, sólo han …

Parece evidente que compartir la alegría es absolutamente superior a compartir la tristeza. La alegría, y no la tristeza, es locuaz y el verdadero diálogo humano difiere de la mera conversación o incluso …
Presentación de la tercerantolojía en Sala Réplika

Yo compraré algunas ovejas y todas las demás cosas que al pastoral ejercicio son necesarias, y llamándome yo ‘el pastor Quijotiz’ y tú ‘el pastor Pancino’, nos andaremos por los montes, por las selvas y por los prados, cantando aquí, endechando allí, bebiendo de los líquidos cristales de las fuentes, o ya de los límpidos arroyuelos o de los caudalosos ríos.

Las obras de Miguel Borrego buscan ciertamente, aquí, tocar un suelo seguro, alcanzar una superficie estable, suspensas como están en medio de una amenaza que se quiere mortal.