Ana Luísa Amaral, transgresora y transparente

Nacida en Lisboa en 1956, Ana Luísa Amaral es una de las poetas más singulares de las letras portuguesas contemporáneas. Estudió filología germánica en la Facultad de Letras de la Universidad de Oporto. Se doctoró en 1996 en la especialidad de literatura norteamericana con la tesis «Emily Dickinson: una poética del exceso». Ha publicado más de veinte libros de poemas, teatro, novela, libros infantiles y ensayo. Ha traducido al portugués a Shakespeare, Emily Dickinson, Louise Glück y John Updike, entre otros. Se convirtió en profesora de literatura en la propia Facultad de Letras de la Universidad de Oporto, y en el Instituto de Literatura Comparada Margarida Losa.​ Escribió varios trabajos académicos en Portugal y en el extranjero sobre poesía inglesa y estadounidense, poética comparada y estudios feministas. ​ Fue una de las pioneras en Portugal de los estudios de género, siendo coautora del «Diccionario de crítica feminista». Hoy, la obra de Amaral se puede leer en español, inglés, sueco, holandés, francés, italiano, esloveno, alemán o chino. Además, goza de enorme popularidad en Portugal donde realiza un programa dedicado a la poesía en la radio pública Antena 2.

Amaral elabora una poesía a la vez transgresora y transparente, capaz de conectar lo trivial con lo clásico y de remover estereotipos y márgenes. En la entrevista que TURIA  publica se confirma su capacidad de comunicación, la facilidad para encontrar el sentido profundo de las cosas cercanas o la ligereza con que cita en inglés, español, italiano o portugués, su lengua, dibujan a una autora en la que la poesía recobra su función sanadora para el mundo.

Asegura Ana Luísa Amaral que las fidelidades o las lealtades las concibe sobre todo con las personas. Cree en esa «idea de que la poesía es una sola, aunque tenga muchas lenguas, pero una sola, marca mi forma de mantener la lealtad a la poesía portuguesa, una forma diferente: puedo leer un poema de Wislawa Szymborska y llorar, por ejemplo, con la poeta polaca. O puedo leer un poema de Antonio Ferreira, el poeta portugués del siglo dieciséis, y llorar también. O, por ejemplo, hay una poeta española, Amalia Bautista, que tiene un poema que me hace llorar, que en mi opinión lo dice todo». Para Amaral «esto es fantástico, es bellísimo. La poesía tiene muchas voces y tiene muchos rostros. Pero disfruta de una lengua común y esa lengua, para mí, es la lengua de la unión con el  mundo, de la vinculación con el otro».

Por otra parte, la escritora portuguesa argumenta que «la poesía pertenece al mundo, está en el mundo, se hace en el mundo, se escribe en el mundo. Somos criaturas, somos seres del mundo,  de la misma forma que mi perra, de la misma forma que los pájaros, nosotros nos comunicamos con el mundo y con los otros. Pero, ¿cómo transmitir toda esa experiencia?». De ahí que toda esa experiencia tenga que ser materia, manantial para la poesía.

Y, sin embargo, frente a las ataduras del compromiso con la realidad, Amaral asegura que «la poesía no tiene que tener forzosamente esa dimensión política, no tiene que hablar forzosamente de eso: las preocupaciones de cada uno, las posiciones éticas de cada uno de nosotros tienen que entrar en la poesía de alguna forma, y tiene que estar ahí. Pero después, sin comprometer la belleza que es necesaria en un poema. La belleza es algo absolutamente fundamental y el humor también».

Concluye Ana Luísa Amaral, en la conversación mantenida para TURIA con el escritor y profesor Luis Sáez Delgado, asegurando que «somos hoy el futuro de mañana, y sin memoria y sin pasado no podemos construirlo. Debemos conocer lo que pasó,  lo bueno y lo malo también. No hay otra forma de construir un futuro mejor. Y, al mismo tiempo, Susan Sontag dice una cosa muy bonita, dice que no podemos recordar todo, y tenemos que olvidar. También hay una ética en el olvido. También tenemos que olvidar algunas cosas: para que pueda haber una convivencia armoniosa entre las gentes es necesario. Y no son cosas incompatibles, la memoria y el olvido. Olvidar algunas cosas, pero la memoria está allí, no puede ser puesta de lado, tiene que estar a nuestra disposición cuando la necesitamos».

 

9779200016622Más sobre la Turia 143

Este número rinde homenaje a James Joyce, José Hierro y Cristóbal Serra. También publica un texto inédito de Joseph Andras, la gran revelación de la literatura francesa actual. También ofrece, en primicia en español, un avance del último libro del escritor Joseph Andras, considerado por la crítica como la gran revelación de la literatura francesa actual.

En primer lugar, TURIA rinde homenaje al escritor irlandés James Joyce, uno de los nombres propios indiscutibles en cualquier balance de las letras universales del siglo XX. Uno de los mejores conocedores de su obra en España, el escritor, crítico y profesor Eduardo Lago, realiza una aproximación personal que responde a la pregunta: ¿Por qué leer a Joyce hoy?. La iniciativa está motivada por cumplirse, este 2022, cien años de la publicación de su obra cumbre: Ulises, una novela que marca un antes y un después en la historia de la literatura, y porque también celebramos los ciento cuarenta años del nacimiento del propio Joyce.

Otro inolvidable aniversario del que se ocupa TURIA es el centenario del nacimiento de José Hierro, uno de los autores más destacados de la poesía española de la segunda mitad del siglo XX. Y quien se ocupa de la tarea es Manuel Rico, crítico literario de El País y uno de los más acreditados estudiosos de nuestras letras. Aunque su trayectoria puede vincularse parcialmente con tendencias como la poesía desarraigada y la poesía social, la obra de José Hierro, ocupa una posición tan destacada como difícilmente clasificable en la literatura de la posguerra. Su poesía, a la vez intimista y testimonial, es apreciada como uno de los valores más consolidados de la lírica española contemporánea.

También este 2022 se cumplen cien años del nacimiento del mayor heterodoxo de las letras españolas de las últimas décadas: Cristóbal Serra. Y en TURIA tenemos el privilegio de recordarlo y de fomentar su lectura a través de un excelente artículo de su amigo y principal especialista en su trabajo, el profesor y crítico literario Josep Maria Nadal Suau. En ese texto se nos habla del legado literario de un escritor «raro entre los raros», de un espíritu antidogmático y libérrimo, con fama de ermitaño, que dejó alguna de las páginas más eruditas e iconoclastas de la literatura española del pasado siglo.

Librerías recomendadas

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

novedades

  • el insaciable hombre araña
  • cubiertanievesmuriel##14 9defaf maquetación 1Out of stock
  • 9788412472967

ensayo

  • cartas en torno a manolo millares, pablo palazuelo y otros. una correspondencia (2018 2022) entre alfonso de la torre y joan gómez alemany
  • 9788412348576
  • cuaderno de viaje al país natal