275

Un poema de Emily Dickinson

0
Compartidos
Pinterest WhatsApp
 

275

Should you but fail at — Sea —
In sight of me —
Or doomed lie —
Next Sun — to die —
Or rap — at Paradise — unheard —
I’d harass God
Until He let you in!

 

275

Si al menos te perdieras en el — Mar —
Ante mi vista —
O estuvieras sentenciado —
A morir — al siguiente Sol —
O llamaras — al Paraíso — sin ser oído —
Yo hostigaría a Dios
¡Hasta que Él te dejara entrar!

 

Vorágine en el cieloPara Emily Dickinson la vivencia del Paraíso está ligada tanto a la inmortalidad como a su realización aquí en la tierra. Una muestra son los veintiséis poemas de este libro, donde las referencias a la Eternidad, la Inmortalidad y el Paraíso son parte de su experiencia vital de la poesía y del amor, que conducen a la plenitud: «Las únicas noticias que sé / Son todo el Día Comunicados / Desde la Inmortalidad». El amor que vivió con Susan Huntington Dickinson es su otro modo de vivir la experiencia de la inmortalidad. Ese amor fue su medida: «No en otra parte — aunque en Paraíso / Sea encontrado su Equivalente —».

La puerta que abre la poeta no siempre es fácil de traspasar, y la inspiración tiene su precio, esa «divina intoxicación» se vive en última instancia en soledad; pero mediante la palabra poética consigue iluminar un lugar que existe dentro de cada vida humana, como escribe en otro poema: «Cada Vida converge hacia algún Centro — / Expresado — o callado —».

Y hay tanta potencia, tanta perfección en lo que transmite que su poesía tiene la capacidad de transportarnos.

Sobre la autora

Emily Dickinson (1830-1886) es una de las grandes poetas de la literatura. Una personalidad extraordinaria caracterizada por la independencia de juicio, la libertad y la capacidad de destilar «sentido asombroso de significados corrientes». Leer y traducir hoy a Emily Dickinson requiere deshacer una leyenda que, durante más de un siglo, ha tratado de convertirla en una autora convencional y fácilmente digerible.

Su obra literaria es inseparable de la relación que mantuvo desde la adolescencia hasta su muerte con Susan Gilbert, que fue amiga, amante y su principal interlocutora literaria, como consta en los más de 300 poemas que le dedicó y en la correspondencia que se conserva.

Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— este mismo libro en estas librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.